Poesía a la VIRGEN DE LOS REYES

…a ti mi Reina, Madre, Patrona y Señora de Sevilla.

¡Las farolas de Sevilla
todas quieren alumbrar,
que la Virgen de los Reyes
va a salir a pasear…!

¡No importa la madrugada
ni importa la claridad!
¡Para el alma que está ardiendo
su luz es su eternidad!

…¡Qué procesión de farolas
sube, vienen, llegan, van…
son como estrellas perdidas
en candelabros de paz!

…La noche se ha vuelto día;
el día reluce más;
la Virgen, con tantas luces
luce más bella y real!

…Las farolas de Sevilla
todas quieren alumbrar…

…¡Alma mía; hazte cristales
e ilumínate en un haz,
que el cielo y la tierra, juntos,
se vuelven hoguera ya,
que la Virgen de los Reyes
va a salir a pasear…!

LA VIRGEN DE LOS REYES

El origen de la Virgen de los Reyes se rodea de tradiciones, historias y leyendas. Se dice que la imagen pudo ser donada al Rey San Fernando por su primo Luis IX monarca de Francia, que pudo ser una creación de los propios ángeles, que fue donada por Alfonso el Sabio a la Catedral e incluso que acompaño al Rey San Fernando en su reconquista o que él mismo la había visto en sus sueños y mando hacer una imagen de ella. La Virgen de los Reyes, proclamada patrona de la ciudad de Sevilla y de sus Archidiócesis en 1946 por el Papa Pío XII, se encuentra situada en la Capilla Real de la Catedral Hispalense, realizada dicha capilla en 1579.