Ruta GIROLAMO LUCENTI

Hoy os voy a contar, que las pinturas del techo del salón principal del Palacio Arzobispal en su mayoría, ya que son sesenta lienzos, son del pintor italiano Girolamo Luccenti de Corregio, nacido en Corregio en 1568 y con presencia en Sevilla desde 1603 hasta 1624, posible fecha de su fallecimiento.
Y la “Adoración de los Magos” en la calle izquierda del primer cuerpo del retablo mayor de la iglesia de la Anunciación y el retablo de la Iglesia de San Martín, pertenecen también a este lombardo que recaló en Sevilla hacia 1602 con el propósito, según declaró él mismo, de hacer fortuna y retornar a su patria.

Poesía a la VIRGEN DE LOS REYES

…a ti mi Reina, Madre, Patrona y Señora de Sevilla.

¡Las farolas de Sevilla
todas quieren alumbrar,
que la Virgen de los Reyes
va a salir a pasear…!

¡No importa la madrugada
ni importa la claridad!
¡Para el alma que está ardiendo
su luz es su eternidad!

…¡Qué procesión de farolas
sube, vienen, llegan, van…
son como estrellas perdidas
en candelabros de paz!

…La noche se ha vuelto día;
el día reluce más;
la Virgen, con tantas luces
luce más bella y real!

…Las farolas de Sevilla
todas quieren alumbrar…

…¡Alma mía; hazte cristales
e ilumínate en un haz,
que el cielo y la tierra, juntos,
se vuelven hoguera ya,
que la Virgen de los Reyes
va a salir a pasear…!

SEGUIDORES DE MURILLO Francisco Meneses Osorio

La manera de pintar del artista sevillano Murillo dejó un importante y numeroso grupo de discípulos que, bajo las directrices estéticas del pintor, plasmaron su obra. La causa fundamental fue el éxito generalizado del arte de Murillo, cuya clientela se extiende hasta rebasar el setecientos con temas de iconografía religiosa.
En orden de edad, destaca la figura de Francisco Meneses Osorio, considerado como el mejor heredero de la estética del pintor, desde que se le escogiera en 1682 para continuar las pinturas del retablo de los Capuchinos de Cádiz. Sin embargo, algo de personal hay en su obra, que comenzó en la década de los sesenta coincidiendo con la fundación de la Academia, a la que perteneció entre 1660 y 1673.