Poesía a la VIRGEN DE LOS REYES

…a ti mi Reina, Madre, Patrona y Señora de Sevilla.

¡Las farolas de Sevilla
todas quieren alumbrar,
que la Virgen de los Reyes
va a salir a pasear…!

¡No importa la madrugada
ni importa la claridad!
¡Para el alma que está ardiendo
su luz es su eternidad!

…¡Qué procesión de farolas
sube, vienen, llegan, van…
son como estrellas perdidas
en candelabros de paz!

…La noche se ha vuelto día;
el día reluce más;
la Virgen, con tantas luces
luce más bella y real!

…Las farolas de Sevilla
todas quieren alumbrar…

…¡Alma mía; hazte cristales
e ilumínate en un haz,
que el cielo y la tierra, juntos,
se vuelven hoguera ya,
que la Virgen de los Reyes
va a salir a pasear…!

La Virgen de las Nieves, primera devoción mariana de Joaquín Romero Murube

En la trayectoria de Joaquín Romero Murube como escritor, articulista y gestor del patrimonio histórico y artístico sevillano, resultó fundamental haber nacido en Los Palacios y Villafranca, porque la sabiduría popular del medio rural le proporcionó una vivencia singular. En ella, conoció de cerca el fervor a la Santísima Virgen de las Nieves, de cuya imagen fue camarera su madre, doña Nieves Murube. En los primeros sesgos literarios que compuso, y artículos periodísticos que publicó en la década de 1920, Romero Murube demuestra profesarle ya un importante amor a la titular del templo parroquial, donde había sido bautizado con el nombre de Joaquín María de la Blanca, el año 1904, en homenaje a la primera devoción mariana de su familia.